CONSEJOS PARA AHORRAR AGUA EN CASA

por Elvira | lunes 11 de diciembre 2017

Una cuestión básica cuando hablamos de ahorrar agua es tener en cuenta que estamos ante una acción que no solamente te ayudará con la economía doméstica, sino que también ayudaras a sostener el medio ambiente .El agua dulce que utilizamos diariamente es obtenida de recursos naturales como lluvias, ríos y lagos, estos recursos desgraciadamente y en los tiempos que corren no son o abundantes y de hecho en nuestro país escasean.

  El agua es considerada por muchos el petróleo del siglo XXI. Por codiciada, por cada vez más escasa, por valiosa y por vital. Más de 663 millones de personas según la OMS aún no tienen acceso a agua potable. Pese a eso, y pese a la disminución de este recurso, cada día desperdiciamos litros y litros de un agua. Uno de los momentos en los que se pierde más es durante la ducha.

Por esta razón es de vital importancia no malgastar innecesariamente estos recursos naturales y utilizar solo lo que realmente necesitamos. A continuación te damos los consejos necesarios para ahorrar agua en casa. Haz un propósito de ahorrar agua a diario, aunque el ahorro de un sólo día pueda parecer insignificante, a la larga se convertirá en un ahorro importante, tanto para tu bolsillo como para el medio ambiente.

CONSEJOS PARA AHORRAR AGUA

  • Al menos una vez al año revisa el evaporador de agua del aire acondicionado. Recoge el agua que desprende tu aire acondicionado en un recipiente tipo bidón y podrás usarla para regar tus plantas.
  • Si tienes pecera, cuando la limpies reutiliza el agua para regar las plantas, este agua es rica en nitrógeno y fósforo, así que, a la vez que riegas también abonarás y fertilizarás tus plantas.
  • Si vas a comprar un nuevo electrodoméstico, ten en cuenta las necesidades de este en el consumo de agua y energía. Piensa que pagar un mayor precio por ese nuevo electrodoméstico hoy, puede suponer un gran ahorro en las facturas de agua y energía en un futuro.

 

INSTALA GRIFOS MONOMANDO

Si aún tienes grifos independientes para el agua fría y la caliente, cámbialos por un único grifo de mezcla (monomando). Ahorra agua porque podemos regular el caudal de agua a la vez que abrimos el grifo, por lo que podemos ajustar este al uso que vayamos a darle de una manera mucho más precisa que con los grifos tradicionales.

Al levantar la maneta para utilizar el agua proporciona el primer tope, que hace que el grifo suministre el 50% de su caudal. En caso de precisar más caudal se eleva la maneta hasta arriba. Con este sencillo método logramos ahorros importantes.

 

COLOCA ATOMIZADORES EN LOS GRIFOS

Los atomizadores son pequeñas piezas que se colocan en los grifos, mezclan el agua con el aire sin perder la sensación de tener un buen caudal de agua. Su principal ventaja es el ahorro ya que permiten reducir el consumo de agua hasta un 50%, por ejemplo, si en un lavado de manos se consumen aproximadamente 8 litros de agua, con un aireador disminuirá aproximadamente a 4 litros por cada lavado. Son muy fáciles de instalar y mantener, se quitan y se ponen muy fácilmente sin necesitar ayuda de ninguna herramienta, simplemente usando las manos, aunque si tienes dificultad al ponerlo puedes utilizar una llave multiusos para enroscarlo y desenroscarlo.

Ten en cuenta antes de adquirirlo que si tu grifo es macho (M24) el atomizador irá enroscado por la parte de dentro del grifo.  Si por el contrario tu grifo es hembra (H22) el atomizador irá enroscado por la parte de fuera del grifo.

 

 

 

                                                AHORRAR AGUA EN LA COCINA

 

 

  • Usa el lavavajillas para lavar los platos. Según un estudio, el uso del lavavajillas permite ahorrar hasta 200 litros al mes. alrededor de un 10% de agua respecto al lavado de platos manual. Y puesto que la mayor parte de agua ahorrada es agua caliente ( porque en las épocas de frío fregamos es desagradable fregar con agua fría) también se experimenta un ahorro de energía de 3Kwh en cada lavado.
  • La lavadora y el lavavajillas debemos de usarlas cuando estén completamente llenos, excepto si se activa la función de media carga, aunque no todos los aparatos la incorporan, gastan la misma cantidad de agua tengan la carga que tengan, así que llenándolos hasta arriba optimizarás el curso del agua y podrás ahorrar aproximadamente hasta 3700 litros de agua al mes.
  • Usa la lavadora con el programa adecuado a cada tipo de ropa y utiliza el detergente como aconseja el fabricante. Adecúa la velocidad del centrifugado al clima, también ahorrarás energía.
  • Elige la olla adecuada para cada guiso y cantidad de alimento, ahorrarás agua y energía. Cocina los alimentos con la menor cantidad de agua posible, además de ahorrar, conservarás la mayor parte de los nutrientes.
  • No descongeles los alimentos bajo el grifo, llena un recipiente con agua y pon los alimentos que deseas descongelar, o sé paciente y deja que se descongelen a temperatura ambiente, así se descongelarán sin gastar nada de agua.

 

 

                                               AHORRAR AGUA EN EL BAÑO

 

 

DUCHA

  • Instala un buen calentador de agua que funcione bien y rápido, así no necesitarás que corra el agua hasta que salga el agua caliente cuando te duches.
  • Si tu alcachofa de ducha es demasiado antigua y puedes llenar un cubo de unos 4 litros de agua en menos de 30 segundos sustituyela por una alcachofa de bajo flujo. Una ducha típica de cuatro minutos con un cabezal de ducha normal utiliza unos 20 litros de agua mientras que con una alcachofa de ducha de bajo flujo usará la mitad de agua caliente.
  • Dúchate en vez de bañarte, una ducha de 5 minutos equivale a unos 100 litros con un caudal normal y 50 litros si el grifo tiene un reductor de caudal. En caso de que quieras darte un baño pon el tapón antes de abrir el grifo y ajusta la temperatura del agua mientras la bañera se llena.
  • Cierra el grifo mientras te enjabonas el pelo, conseguirás ahorrar unos 200 litros de agua a la semana, si mientras te afeitas también utilizas este método y para limpiar la cuchilla llenas el lavabo a mitad, conseguirás también un ahorro importante.

 

INODORO

  • No uses el inodoro como cubo de basura, si utilizas una papelera ahorrarás de 6 a 12 litros cada vez que tires de la cadena. Además, tirar residuos por el WC dificulta el trabajo de las depuradoras y contamina.
  • Comprueba que el sistema de cierre de la cisterna no quede abierto después de su uso.
  • Repara las fugas; un inodoro que pierde agua puede gastar  aproximadamente 200.000 litros al año.
  • Utiliza un sistema de doble descarga en el inodoro, gastarás la mitad de agua. Te permite elegir entre dos descargas. La idea que impulsó su diseño es que no necesita tanta agua para desprenderse de la orina como para deshacerse de los residuos sólidos. Hay estudios que determinan que el uso de un sistema de doble descarga en lugar del convencional puede reducir el consumo de agua de el inodoro hasta en un 67%.

 

 

                                          AHORRAR AGUA EN EL JARDÍN

 

 

 

  • Adquiere un pluviómetro para saber la cantidad de agua que ha recibido tu jardín y así saltarte algún día de riego.
  • Añade abono a tus plantas para ayudar a mantener la humedad en el suelo.
  • El césped está inactivo en invierno y requiere tan sólo un riego al mes o incluso menos, si vives en una zona lluviosa.
  • Coloca sistemas de aprovechamiento de agua fluvial y reutiliza el agua de lluvia con bidones o en un aljibe (en caso de que tengas uno).
  • Riega siempre de noche o por la mañana muy temprano. Durante el día las altas temperaturas evaporan parte del agua que emplees en regar tus plantas.
  • Poner sistemas de riego por goteo es la forma de regar que menos gasta y actúa de forma más eficiente.
  • Usa regadera, es posible mantener el jardín, utiliza la manguera sólo si es necesario.

 

SI EN TU JARDÍN TIENES SISTEMA DE RIEGO POR ASPERSORES

  • Compruébalo con frecuencia para evitar regar las zonas que no lo necesitan, como paredes, la acera o la calle.
  • Instala en los aspersores un dispositivo detector de lluvia para evitar el riego innecesario.
  • No riegues los días de viento, la eficacia de los aspersores será menor.
  • Si tienes oportunidad, utiliza los aspersores que lanzan gotas grandes de agua al suelo, cuanto más pequeña es la gota más facilidad tiene para evaporarse antes de caer al suelo.
  • Ajusta el horario de riego a cada estación. Riega el césped cada 3 días en verano y cada 5 días en invierno.

 

 

A continuación te dejamos una serie de utensilios para ahorrar en el consumo de agua de tu hogar, recuerda que además de tu bolsillo, nuestro planeta también lo agradecerá.

 

Compartir:
¡Ahorra tiempo y dinero! Regístrate y te enviaremos las mejores ofertas para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *